Papá ‘potterhead’ les construye a sus hijos el castillo de Hogwarts en el patio de su casa

160
Publicidad

Aunque la última película de Harry Potter se estrenó hace 10 años, la saga sigue inspirando al mundo muggle para la creación de cafeterías, parques temáticos, ropa, accesorios y todo tipo de merch posible. Sin embargo, nadie había tenido un impacto tan grande como Wade Poulson, padre de familia originario de Duchesne, Estados Unidos.

Wade no se conformó con un maratón en casa ni coleccionar algunos objetos o adentrar a sus hijas al mundo mágico, él creó su propio Hogwarts en el patio delantero de su casa y el resultado es tan increíble que se ha hecho viral. Y sí, más de una estamos deseando que nos adopte o por lo menos que nos envíe una carta de este nuevo colegio de magia y hechicería.

Padre construye en su patio el mundo de Harry Potter para sus hijas

El proyecto de Wade comenzó hace cinco años, específicamente en octubre del 2016 tras una charla con sus hijas, en la que trataban de definir qué temática usar para construir una estancia de juegos. La opción ganadora fue la saga mágica.

Wade se puso manos a la obra, salió a su patio, tomó medidas y diseñó el plano requerido para dar inicio a su proyecto, que compartió en redes sociales, sin imaginar que al día siguiente, 30 personas entre amigos y familiares se presentarían para ayudarle.

Debido a cuestiones económicas y laborales, la construcción comenzó hasta 2018 y se fue atrasando aun más, pues, lamentablemente, Wade fue diagnosticado con una enfermedad terminal. A esto se le sumó la pandemia y el aislamiento social que trajo consigo. Por fortuna, este papá potterhead ya se encuentra mejor de salud y este año ha concluido con la construcción de su propio mundo mágico, obteniendo un resultado maravilloso.

En el sitio se han recreado espacios como el gran comedor, el salón de pociones de Snape y los dormitorios de Gryffindor. Además, se añadieron toboganes como puertas de salida.

A pesar de su diagnostico médico, Wade mantiene la magia en su vida y en la de su familia. Además, agradece el apoyo de todos sus seres queridos y de quienes se han involucrado en esta aventura y espera que en un futuro pueda abrir su patio delantero a cualquier muggle que quiera visitar su colegio de magia y hechicería.

 

Publicidad